Seguridad

Modo de utilización de los productos

Siempre se deben seguir las instrucciones de uso impresas en los productos. Como norma general todos los productos pirotécnicos se tienen que dejar en el suelo. En el caso de los cohetes, se han de colocar en un tirador situado en posición vertical, y en el caso de las candelas, se ha de clavar o fijar firmemente en posición vertical.

Luego se ha de encender la mecha siempre por su extremo. Todas las mechas tienen una duración entre 6 y 12 segundos, por lo que garantizan un tiempo más que suficiente para alejarse, como mínimo 10 metros.

Como norma muy importante, se ha de tener en cuenta que nunca se ha de coger un producto pirotécnico encendido con la mano.

Normas de precaución

Nunca se ha lanzar o colocar un producto pirotécnico a personas o animales, ya que se pueden causar daños físicos irreparables. Además nunca se deben usar cerca de materiales de fácil combustión, ya que se pueden crear incendios o explosiones. Finalmente, en caso de fallo de un producto pirotécnico, nunca se ha de intentar encender de nuevo ni manipularlo para recomponerlo. Siempre se recomienda que si un producto no se incendia, se le ha de dejar 2 horas sin tocarlo y posteriormente ponerlo un día en remojo.

Como conservar los productos pirotècnicos

Lo más aconsejable es tenerlos en un lugar seco y alejado de la radiación directa del sol.

Los artículos pirotécnicos, son productos que se inflaman a temperaturas muy elevadas, por lo que no hay que sufrir por si suben las temperaturas.

Edades de venta y uso de los productos pirotècnicos

En cada Comunidad Autónoma, es competencia de la Delegación del Gobierno, la estipulación de este criterio. Como regla general, los productos de clase I son destinados a personas mayores de 12 años, los productos de clase II para las personas mayores de 16 años y los productos de clase III, son para personas mayores de edad. Estas normas son de obligado cumplimiento para la venta y si no se cumplen pueden acarrear fuertes sanciones administrativas. Por lo que hace referencia al uso, son de igual cumplimiento estos criterios, ya que con ello se garantiza que los productos sean idóneos para la edad del consumidor.